viernes, 21 de noviembre de 2014

Saturnino Cobo y su esposa Belen Martín expulsados de la Asamblea de Madrid por reclamar tratamiento para todos los enfermos de Hepatitis C

 
Saturnino Cobo, el enfermo de hepatitis C y su esposa  Belén Martín, que realizó la huelga de hambre hasta que le recetaron el medicamento a su esposo y otras personas del colectivo afectado,  fueron expulsados de la Asamblea de Madrid cuando desde la tribuna de invitados comenzarona gritar:  «Sí hay medicamento, sí hay...
solución».   
 
El presidente de la Asamblea de Madrid, Ignacio Echeverría, ha ordenado hoy durante el Pleno el desalojo de cuatro miembros de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C, entre ellos Saturnino Cobo, el enfermo que recientemente ha recibido tratamiento contra el virus tras una huelga de hambre de su mujer.
 
El enfermo, que estaba acompañado por su mujer y miembros de la Plataforma de Afectados por la hepatitis C, había acudido invitado por el Grupo Parlamentario Socialista.
 
El desalojo se ha producido durante la intervención del secretario general del PSM, Tomás Gómez, que ha preguntado al presidente regional, Ignacio González, sobre las prioridades del Gobierno en materia sanitaria para el próximo año, justo en el momento en que el socialista ha hecho alusión a el caso de Saturnino.

Mientras tanto...los de arriba... los responsables... Porque los responsables son todos ellos, se llamen PSOE o PP...hacen el paripé de los "desacuerdos"...   El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y el portavoz socialista en la Asamblea regional, Tomás Gómez, protagonizaron en el Pleno de hoy un agrio debate sobre las ayudas a los pacientes con hepatitis C, con desalojo incluido de un grupo de invitados, ordenado por el presidente del Parlamento autonómico, José Ignacio Echeverría.

Entre los expulsados de la tribuna de invitados estaba la mujer que se puso en huelga de hambre para conseguir que su marido, Saturnino Cobo, enfermo de hepatitis C, recibiera un medicamento efectivo pero caro y que no dispensaba la sanidad pública.

Tomás Gómez, que preguntó a González por la sanidad madrileña, dijo que la Comunidad sigue con sus recortes en sanidad y, mirando a la zona de invitados, contó el caso de este paciente que ha recibido la medicación solicitada tras la huelga de hambre de su mujer. Agregó que sólo el 1% de este tipo de pacientes se aprovechará de este medicamento y responsabilizó a González de esta situación.

Asimismo, afirmó que el Gobierno “no ha desistido de sus planes privatizadores” y destacó que “han maquillado sus proyectos, pero detrás de su presupuesto sanitario sólo hay recortes y las mismas políticas”.

Gómez aseguró que para 2015 hay 70 millones de euros menos para sanidad que en este ejercicio y señaló que suben las partidas dedicadas a la sanidad privada y bajan las relacionadas con los hospitales públicos.

En su respuesta, el mandatario autonómico, Ignacio González, acusó a Gómez de “jugar con la salud de los madrileños de manera miserable y mintiendo sólo para intentar sacar rédito político”.

González, molesto por lo dicho por Gómez, manifestó que “se le debería de caer la cara de vergüenza” por estas afirmaciones y otras relativas a otros proyectos.

Seguidamente, aseguró que “hemos incluido en los presupuestos una partida de 25 millones de euros para el tratamientos de pacientes con hepatitis C”. Asimismo, dijo que el Gobierno regional ha puesto en marcha 12 hospitales y más de 80 centros de salud y afirmó que “el PP siempre defenderá que la sanidad siga siendo pública, gratuita y universal”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario