Bienvenida de Juan Martín

Juan Martín... Te da la Bienvenida... Gracias por visitarme
ESPERO, QUE DISFRUTES LEYENDO EL BLOG✵

jueves, 3 de diciembre de 2015

Más de 18 millones de mujeres sufren malnutrición severa en el mundo.

Un estudio pionero señala que los países en desarrollo "dejan atrás" al 2% de la población.

Mujeres en un centro de rehabilitación nutricional en el distrito de Shivpuri, Madhya Pradesh
Aunque en las últimas décadas se han dado importantísimos pasos para reducir el hambre en el mundo, todavía existe un grupo de excluidos a los que se ha dejado atrás.

En los países en desarrollo, cada vez menos niños sufren desnutrición y en muchos casos el sobrepeso y la obesidad han aparecido como un nuevo problema de salud. Sin embargo, mientras estos países van saliendo del agujero del hambre, la proporción de adultos en situación de desnutrición severa se...

mantiene estable, como señala el primer estudio que se ha centrado en cuantificar la delgadez extrema en 60 países de ingresos bajos y medios que representan a más de 3.000 millones de personas.

En concreto, más de 18 millones de mujeres estarían en esta situación de grave desnutrición, que provoca serios problemas de salud como mayor exposición a infecciones y enfermedades en general, y con mayor riesgo de morir que las personas de peso normal, lo mismo que sus bebés. Los datos de estas mujeres desnutridas, alrededor del 2% en estos países, indican que a su vez son extraordinariamente pobres y con escasa educación, según este trabajo que publica JAMA.

La primera conclusión de los autores del estudio, de las universidades de Toronto y Harvard, es que la desnutrición severa es todavía común, superando el 6% de las mujeres en India, y entre el 2% y el 4% en países como Bangladés, Madagascar, Timor Oriental, Senegal y Sierra Leona. Países como Albania, Bolivia, Egipto, Perú, Suazilandia y Turquía tienen prevalencias inferiores a 0,1%. El hambre todavía afecta a 800 millones de personas en el mundo y estas mujeres serían el grupo más golpeado dentro de esa población con problemas de acceso a alimentos.

"Los niveles no han mejorado en la mayoría de los países durante las últimas dos décadas", señala Fahad Razak, autor principal del estudio, como segunda conclusión preocupante: existe un grupo abandonado dentro de los países en desarrollo al que no llegan las mejoras de sus países y que sigue pasando hambre. "Los responsables políticos y los gobiernos deben centrarse también en las necesidades de este grupo", reclama el investigador.

"La mayoría de estos países son de media más ricos, y el promedio del índice de masa corporal ha aumentado, al igual que la obesidad. Pero en la mayoría de estos países la desnutrición severa no está mejorando, es una población a la que se ha dejado atrás", resume Razak, investigador de la Universidad de Toronto y el Centro para Estudios de Población y Desarrollo de la Universidad de Harvard.

El estudio se ha centrado en cuantificar las mujeres que presentaban un índice de masa corporal inferior a 16, propuesto en 1998 por Naciones Unidas como un método eficaz para cuantificar la prevalencia poblacional de la desnutrición crónica grave. El estudio se ha centrado en las mujeres porque no existe una gran base de datos representativa de los hombres en estos 60 países: "Sí tenemos datos sobre hombres en 13 países y los niveles son casi idénticos al de las mujeres. Eso sugiere que el problema es probablemente tan importante en los hombres en el mundo", asegura Razak.

Javier Salas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario