martes, 28 de febrero de 2017

La Policía Municipal de Madrid multa a las mujeres en huelga de hambre en la Puerta Sol por instalar una carpa

Las activistas, acampadas desde el 9 de febrero, reclaman un pacto de Estado contra la violencia machista.

Pamela Palenciano representando 'No solo duelen los golpes' en la Puerta del Sol en apoyo a la Asociación Ve-la luz.

La Policía Municipal de Madrid ha impuesto al menos dos sanciones a las mujeres que están en huelga de hambre desde el 9 de febrero en la Puerta del Sol para reclamar un pacto de estado contra la violencia machista.

Las activistas habían instalado en vía pública varias carpas para guarecerse de la lluvia, lo cual incumple la normativa municipal.

Cuatro de las ocho mujeres que iniciaron una huelga de hambre en la Puerta del Sol siguen instaladas en la plaza central de Madrid desde el 9 de febrero. Gloria, Sara, Martina y Susana ingieren solo líquidos desde que empezó su protesta para reclamar un pacto de Estado contra la violencia machista  con 25 puntos para el que estén recogiendo firmas. A ellas se suman otras cuatro que han tenido que abandonar por problemas de salud: Patricia, Mirian, Sonia y Celia, que ha pasado varios días ingresada por problemas en el pulmón tras pasar noches al raso y mojada por la lluvia, según sus compañeras.

Aseguran que, además de aguantar a la intemperie, ya les han puesto tres multas, aunque el Ayuntamiento reconoce solo dos. Desde el Área de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid aseguran que las carpas que tienen instaladas, bajo las que duermen, incumplen la ordenanza de vía pública. "Son multas recurribles", explican desde esta área municipal que aseguran, no obstante, que el equipo de Gobierno de la alcaldesa Manuela Carmena está "absolutamente alineado con sus reivindicaciones, apoya la causa de estas mujeres y ha pedido al Gobierno central un pacto de Estado contra la violencia machista" c. Cada una de las multas tendrá una cuantía mínima de 600 euros o 750 euros.

Las mujeres en huelga de hambre desde el pasado 9 de febrero –que vienen de Galicia, Barcelona, Toledo y Madrid y forman parte de la asociación gallega para la defensa de víctimas de violencia de género Ve-la luz- obtuvieron la autorización de la Junta de Distrito Centro para permanecer en la Puerta del Sol. Sin embargo, esa autorización no les permite instalar carpas en la calle para resguardarse de la lluvia y por ello la Policía Municipal las multó "en aplicación de la normativa". Una de ellas, Gloria Vázquez, asegura que tenían permiso municipal para instalar una carpa pero que han tenido que colocar más estructuras para que se cubrieran también los universitarios que les acompañan por turnos en su protesta.

“Las colocamos para que no nos lloviera encima y para guardar mantas y que no se mojaran y nos han puesto tres multas en menos de dos días y medio”, explica al teléfono mientras vuelve al campamento: “No vamos a dejar que la gente se muera de frío”. Explica que regresa del juzgado con una mujer víctima de violencia de género que fue a verlas con su hijo para denunciar un maltrato y para la que el juez ha dictado una orden de alejamiento gracias a su mediación.  “Estamos haciendo el trabajo de la Comunidad de Madrid, atendiendo a sus mujeres a pie de calle”, añade Gloria Vázquez, que reclama más formación para los policías sobre estos casos. Cuando se le pregunta hasta cuándo piensan quedarse en Sol, asegura que depende del Gobierno. “Hemos puesto esta asunto en sus manos, confiamos en que oigan las reivindicaciones”.

El Gobierno municipal activó el día 10 de febrero un protocolo de seguimiento de la huelga de hambre de estas mujeres, lo que incluye controles de salud. De ese modo, Madrid Salud ha elaborado una ficha personalizada de seguimiento para cada una de ellas y ha creado una comisión específica para atenderlas, mientras que el Samur Social también las ha atendido de forma "puntual" para repartirles mantas, según indican desde el Ayuntamiento.

P. Álvarez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario