viernes, 17 de marzo de 2017

Detenida la joven vinculada a grupos neonazis a la que golpearon a la puerta de un pub de Murcia

Los agentes arrestan a García de la Calzada por su presunta implicación en una paliza a otra chica.

Imágenes de la agresión a Lucía García de la Calzada en enero pasado.


Tras dos semanas en busca y captura, este jueves ha caído Lucía García de la Calzada, la joven vinculada a grupos neonazis de Murcia que resultó herida en enero tras sufrir una paliza de una decena de encapuchados a las puertas de un pub.

Los agentes han arrestado a la veinteañera a las nueve menos veinte de la mañana por su presunta implicación en una agresión a otra chica relacionada supuestamente con colectivos de extrema izquierda. "Llevábamos días detrás de ella. La familia nos había dicho que había salido de la ciudad", subrayan fuentes policiales.

Según explica un portavoz de la Policía Nacional de Murcia, este último ataque se produjo en el bar Los Pachequitos, en la pedanía de Churra. Una treintena de personas localizó allí a la víctima, vinculada supuestamente a un grupo rival y que estaba comiendo con varios familiares. Los agresores se enfrentaron a los comensales, produciéndose una multitudinaria pelea, que acabó con una mujer de unos 50 años herida. "Era familiar de la chica a la que atacaron", apuntan las mismas fuentes de las fuerzas de seguridad.

Los investigadores ya practicaron tres arrestos por estos hechos: el de un menor de edad y dos adultos. Este jueves se ha producido, por tanto, el cuarto. La policía ha capturado a García de la Calzada cuando se dirigía hacia su domicilio en la capital murciana.  "La violencia nunca es el camino para nada y siempre es condenable, venga de donde venga. Mi rechazo más absoluto", ha escrito Juan Ignacio Zoido, ministro de Interior, tras su detención.

Después de que García de la Calzada, conocida como La intocable, sufriera la paliza a puertas de un pub y se publicara su relación con grupos de extrema derecha, la joven emitió un comunicado donde admitía que había incurrido en "errores de adolescencia" y en "comportamientos inadecuados" de los que se encontraba "totalmente arrepentida". "Considero que soy una persona con sentimientos patriotas", añadía la veinteañera, a través de una carta remitida por su abogada, donde aseguraba que repudiaba "cualquier tipo de violencia". La policía sostiene que, pese a esta abjuración, su estética sigue siendo "claramente identificable" con la ideología skin.

La arrestada, pese a su juventud, es ya una vieja conocida de la policía en Murcia. Como mayor de edad no le constaban antecedentes policiales ni judiciales ni procedimientos abiertos, pero, aun así, tenía reseña de los servicios de Información por su involucración en actos e incidentes vinculados a los movimientos neonazis. La Brigada Provincial de Información de Murcia subrayó en las diligencias por la agresión que la joven era conocida "por haber estado involucrada en el entorno de la extrema derecha de Murcia" y por haber "participado en algún incidente de características similares con integrantes de grupos de extrema izquierda, siendo menor de edad".

Al haber rebasado los 18 años, esos antecedentes no constan oficialmente. Antes de eso, hay constancia de un caso de una pelea con otra menor. Durante años, la joven presumía de su ideología y exhibía símbolos nazis, y varios colectivos extremistas de derecha (Hogar Social de Madrid o Ultras Murcia) dicen que es una de sus simpatizantes.

En Murcia existe un enfrentamiento, a veces explícito a veces larvado, entre grupos de radicales de extrema derecha y de extrema izquierda. "Pero no hay más problemas ni más locos que en otra parte; la diferencia es que aquí el incidente quedó grabado y todo el mundo ha visto unas imágenes impactantes", afirman fuentes cercanas al caso. La policía ha puesto por escrito que, normalmente, "una acción de una de las dos facciones suele ser inmediatamente respondida por la opuesta".

J. J. Gálvez. | Jorge A. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario