sábado, 18 de marzo de 2017

Los bomberos quieren ‘ir’ de azul y no les dejan

El Congreso impulsa por cuarta vez una proposición para homologar el color de las luces de todos los vehículos de emergencias, una medida paralizada durante una década.

Un camión de bomberos, con las luces rojas, en Madrid.

La diputada Irene Rivera arrancó con una confesión. 

"Esta proposición no de ley no es nueva. De hecho, se lleva debatiendo en esta Cámara una década", admitió el pasado febrero la parlamentaria de Ciudadanos, durante la última Comisión de Seguridad Vial del Congreso, donde se impulsó una iniciativa para que todos los vehículos "prioritarios" —y no solo los policiales— lleven luces de emergencia azules. Una medida que se aprobó de nuevo, por cuarta vez en poco más de 10 años, en el hemiciclo. Después de que, hasta ahora, todas las resoluciones votadas hayan quedado en papel mojado ante la falta de decisión de los sucesivos Ejecutivos para aplicarlas debido, entre otros motivos, al gran número de actores implicados y al coste.
"Esperemos que en los próximos meses haya la voluntad política necesaria, que hasta ahora no ha habido, para desarrollar esta medida", afirma Gabriel Muñoz, director de la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB). Esta nueva proposición no de ley insta al Gobierno a permitir que todos los automóviles prioritarios, como los camiones de bomberos y ambulancias, usen luces rotativas azules. Un color que la actual normativa nacional reserva exclusivamente a los vehículos policiales.

¿Y por qué? Porque los prioritarios comparten el color ámbar con servicios como, por ejemplo, los dedicados a la recogida de basuras. "Y esta situación provoca muchas veces que, pese a que necesitan dar una pronta respuesta, los bomberos o ambulancias no consigan salir de los atascos con la celeridad que necesitan", explica Rivera. "[Los conductores] asocian también nuestros vehículos con los más lentos y pesados de la carretera: como los tractores o maquinaria agrícola", apuntaba ya la APTB en 1993, en una carta enviada a Tráfico. Esta confusión incrementa el riesgo de accidentes, según coinciden los grupos políticos.

La Comisión de Seguridad Vial aprobó en 2006, por primera vez, una proposición no de ley de estas características, que supone, además, homologar España al resto de la UE, que planteó este cambio a través de una directriz comunitaria. Tras no llevarse a la práctica la medida hace una década, volvió a repetirse la votación en el Parlamento en 2010 y 2012. Con idéntico resultado. "Siempre se ha quedado en nada. Nunca ha habido desarrollo legislativo", denuncia Muñoz.

Una reivindicación de más de 20 años

En los noventa. La APTB envió una carta a la DGT ya en 1993 donde pedía que se impulsara un cambio del color de las luces porque "la señalización actual [ámbar o rojo] no nos proporciona el objetivo pretendido de facilitar el acceso más rápido al lugar del siniestro".

Cuatro votaciones. La Comisión de Seguridad Vial aprobó en 2006 una proposición no de ley para permitir a todos los vehículos prioritarios que usaran rotativos azules. Una votación que, después de que el Gobierno del PSOE no hiciera nada, volvió a repetirse en 2010 y 2012, esta última ya con un Ejecutivo del PP. El pasado febrero, se aprobó de nuevo una cuarta proposición similar.

"La reforma del Reglamento General de Vehículos cumplirá el mandato legal para que los vehículos prioritarios usen rotativos azules. Por la seguridad de todos", afirma ahora el máximo responsable de la DGT, Gregorio Serrano. Pero los colectivos implicados no se fían. De hecho, la anterior directora general de Tráfico, María Seguí, también manifestó a las asociaciones afectadas que respaldaría esta reforma. Y, luego, todo se quedó en una declaración de intenciones.

"Importantes costes"

Uno de los principales escollos al que se enfrenta esta norma es la gran cantidad de Administraciones y empresas que se verán afectadas. "Solo en lo referente a servicios de bomberos, hablamos de Ayuntamientos, Diputaciones, compañías privadas...", enumera el director de la APTB. "Debe estudiarse [esta medida] con todos, para que se tenga en cuenta cuáles son las dificultades por las que hasta este momento no se ha puesto en marcha", recalca Jesús Moro (PP). "Este cambio puede comportar importantes costes económicos a las comunidades y administraciones locales", advirtió el Gobierno socialista en 2010.

Además, según fuentes del sector, las fuerzas de seguridad no están dispuestas a permitir que ambulancias y camiones de bomberos circulen con luces azules hasta que la legislación no lo recoja explícitamente. "Algunos cuerpos policiales reivindican el azul como propio y exclusivo y ponen reticencias a este cambio" advertía el diputado Toni Cantó, entonces en UPyD y actualmente en Ciudadanos, en la Comisión de Seguridad Vial que aprobó la medida de 2012. Apenas unos meses antes, después de que en algunas comunidades se empezaran a poner rotativos de este color en ambulancias y camiones, la Guardia Civil empezó a multar a estos vehículos y les obligó a que recuperaran los luminosos amarillos.

En Europa predomina el uso de las luces azules desde que se implantaron durante la Segunda Guerra Mundial para evitar que las ambulancias o los camiones de bomberos fueran vistos durante los bombardeos.

J. J. Gálvez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario