jueves, 30 de marzo de 2017

Muere una porteadora tras una avalancha en el nuevo paso fronterizo de Ceuta

La joven de 22 años falleció el domingo a causa de las heridas provocadas tras ser pisoteada por la multitud en la zona marroquí de la frontera.

Varias porteadoras se dirigen con fardos a cuestas hacia el paso fronterizo de Barrio Chino de Melilla.

Lo peor se veía venir y llegó. 


No era tan difícil presagiar que las avalanchas, empujones, peleas y golpes en el nuevo paso fronterizo de Ceuta, Tarajal II, destinado a los porteadores, podían acabar con la vida de cualquier persona.
El acceso fue inaugurado el 27 de febrero con el fin de hacer más fluido -léase menos inhumano- el tránsito de las porteadoras. Estuvo abierto una semana, cerró y las autoridades marroquíes lo volvieron a abrir el 14 de marzo. Y casi todos los días se produjeron avalanchas y peleas. A causa de una de esas estampidas, que sobrevino el jueves 23 de marzo, cayó aplastada Suad el Jatabi, una porteadora marroquí de 22 años que vivía con su madre en la ciudad marroquí fronteriza de Castillejos, separada y con un hijo de cuatro años. Suad falleció el domingo en el hospital de Tetuán y fue enterrada el lunes en Castillejos.

El jueves, la frontera de Ceuta registró una afluencia de 5.000 porteadores, con bultos a sus espaldas de entre 60 y 80 kilos. Al Jatabi era una de ellas. Cuando se encontraba en la zona marroquí de la frontera, de pronto, todo el mundo comenzó a correr, Suad cayó al suelo y fue pisoteada por el resto de personas. La joven acababa de verse envuelta en una de las avalanchas que se han hecho comunes desde que abrió el nuevo paso de Tarajal II.

Aunque en un primer momento Suad marchó por su propio pie a casa, el viernes fue trasladada al hospital de Castillejos. Su agravamiento hizo que tuviese que ser trasladada al hospital de Saniat R'mel de Tetuán. Su cadáver fue trasladado al barrio de Condesa al Ulia de Castillejos, y enterrado en el cementerio de la ciudad tras la oración del Asr. La joven llevaba solo varios meses como porteadora y el marido no le pasaba ninguna pensión, según informa El Faro de Ceuta tras hablar con su familia.

La Asociación Pro Derechos Humanos ya denunció en un informe las penosas condiciones a las que se ven sometidas las mujeres porteadoras, mayoritarias en el colectivo, sometidas a todo tipo de agresiones y abusos. Reduan Mohamed, responsable de Migraciones de Podemos Ceuta, condenó el lunes el fallecimiento de la joven. Dijo sentir “vergüenza” por lo ocurrido y acusó a las instituciones públicas españolas “de evadir las responsabilidades en ese control aduanero y permitir que se vulneren derecho”. “Europa, España y Ceuta, según los intereses económicos y geopolíticos, son capaces de todo con tal de que le hagan el trabajo sucio, limpiarse las manos y evadir responsabilidades o culpar a Marruecos”, denunció Mohamed.

El paso del Tarajal II abrió el 27 de febrero, tras años de retraso, con la idea de canalizar el tráfico de personas a pie que transportan mercancías y ante la ausencia de aduana comercial en la frontera de la ciudad autónoma. Una semana después de su apertura, el paso tuvo que cerrar por las avalanchas ocasionadas durante esas primeras jornadas. Juan Carlos Linares, secretario provincial de la Confederación Española de Policía (CEP) de Ceuta, “el primer día funcionó bien, pero en los siguientes todo fue a peor porque se produjo un efecto llamada y llegaron a acumularse hasta 10.000 personas intentando pasar”.

Tras unos días clausurado, el 14 de marzo volvió a reabrir, aunque los problemas de avalanchas siguieron ocasionándose, tanto en la zona española como en la marroquí. De hecho, el caos ha hecho que, estos días atrás, las autoridades marroquíes hayan llegado a tener que cerrar los dos pasos fronterizos (tanto Tarajal como Tarajal II) ante la peligrosidad de las avalanchas. La incertidumbre generada ya llevó a reconocer a la Delegación del Gobierno que no descartaban volver a cerrar el nuevo paso por tiempo indefinido “para salvaguardar la seguridad de las personas”.

En este tiempo, distintos colectivos han denunciado la inminencia de un fatal suceso que no es nuevo en el paso fronterizo de Ceuta. “En 2009 murieron dos porteadoras en Tarajal debido a estas avalanchas. Ahora vemos que este paso existen problemas de seguridad con escenas muy similares a las que se vivieron ese año”, reconocía Linares hace unos días. Otros colectivos, como el sindicato CSIF en Ceuta, han denunciado reiteradamente “el parcheo” en el nuevo pase fronterizo ante “la ausencia de un plan de evacuación y de seguridad”.

La Delegación del Gobierno achacaba que la competencia de dichos planes era de los empresarios del polígono empresarial cercano (por cuyos terrenos discurren las colas de la zona española de la valla) que, además, debían costear la seguridad privada para el control de las colas y avalanchas en los tramos previos a la frontera. El fallecimiento de Suad al Jatib se ha dado a conocer justo la noche antes de que la frontera asuma un nuevo cambio para evitar nuevas avalanchas. Desde la mañana de hoy, martes 28 de marzo, se entregarán tarjetas a los porteadores para controlar el flujo de entrada y salida de porteadores, para evitar que sean más de 4.000 al día.

Francisco Peregil. | Jesús A. Cañas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario