jueves, 11 de mayo de 2017

Condenado a 19 años por matar con “especial brutalidad” a un boticario jubilado

Alexandru M.L. acabó en 2013 con la vida de la víctima "por motivos que se desconocen" tras mantener relaciones con él.

El acusado llegando a la cárcel
El acusado llegando a la cárcel

La Audiencia Provincial de Ourense ha condenado a 19 años de prisión a Alexandru M.L. de 22 años, procesado por haber acabado con la vida del farmacéutico jubilado Tomás Milia, de 72 años, en octubre de 2013.

El tribunal lo considera autor de los delitos de homicidio, hurto, atentado contra la autoridad y daños, además de culpable de una falta de lesiones.

La Sala considera probado que el procesado se desplazó a casa de la víctima tras haber acordado ambos un servicio sexual a cambio de dinero. "Por motivos que se desconocen", según recoge la sentencia, tras la relación se inició entre ellos una discusión en el transcurso de la cual el acusado clavó dos veces un arma blanca en el cuello de la víctima, lo que le produjo la muerte.

El fallo judicial argumenta que "antes de abandonar la vivienda, el acusado, movido por ánimo de ilícito enriquecimiento, se apoderó de una caja que contenía seis relojes de bolsillo valorados en 12 400 euros", objetos que posteriormente fueron hallados por la policía en su coche. Según se recoge en la sentencia, el acusado regresó al domicilio donde había cometido el crimen para trasladar el cadáver hasta la bañera y prender fuego en la habitación con la intención de destruir pruebas. El joven es condenado también por atropellar a un agente cuando trataba de detenerlo.

La sentencia rechaza la atenuante de confesión solicitada por la defensa debido a que el acusado señala la "inveracidad de lo declarado" al haber afirmado al final del juicio que admitió los hechos después de haber sido agredido. El fallo considera que además la declaración "no ha contribuido en modo alguno a la investigación, que ya se había iniciado". La Sala también rechaza una atenuante por dilaciones indebidas, al considerar que "la mayor parte de las dilaciones" han sido motivadas por "la sucesiva interposición de recursos" por parte de la defensa.

Por el delito de homicidio la Audiencia condena a Alexandru M.L. a catorce años de prisión e inhabilitación absoluta, "atendiendo a la especial brutalidad y violencia empleadas en la comisión del delito". No se impone la pena de alejamiento solicitada por el Ministerio Público, por no entender justificada la procedencia de la misma. Por el delito de hurto, se le condena a doce meses de prisión; por el delito de atentado, a un año y seis meses de cárcel; por la falta de lesiones, multa de un mes, a razón de seis euros por día, con responsabilidad personal subsidiaria para el caso de impago; y por el delito de daños por incendio, a dos años y seis meses de prisión.

La Fiscalía y la acusación ejercida por el viudo habían pedido para el acusado 26 años y medio; 14 años por el delito de homicidio; tres por atentado a la autoridad; tres y medio por robo con violencia y seis años por daños durante el incendio de la vivienda. Por su parte la defensa había solicitado la libre absolución por considerar que durante el juicio no había quedado demostrado que hubiese cometido homicidio o asesinato y en base a que las periciales señalaban que ninguno de los cuchillos que portaba el acusado en el momento de su detención causó la muerte del farmacéutico. La sentencia no es firme y contra ella cabe interponer un recurso de casación.

Fuente: elpais.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario