martes, 29 de agosto de 2017

Detenido por simular ser un funcionario estadounidense y estafar 400.000 euros

El arrestado hizo creer a su víctima que podía participar en un negocio de seguridad de las bases militares de EEUU.


Un coche patrulla de la Policía Nacional, en una imagen de archivo.
Un coche patrulla de la Policía Nacional, en una imagen de archivo.

La Policía Nacional ha detenido a un varón de 60 años como supuesto autor de un delito de estafa.

El arrestado se hizo pasar por un funcionario de los Estados Unidos para timar durante varios años a su víctima la cantidad de 400.000 euros con un falso negocio relacionado con la seguridad de bases militares americanas en España, según ha informado esta mañana la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Los agentes iniciaron la investigación tras recibir la denuncia de una supuesta estafa realizada por un individuo, que ocultaba su verdadera identidad bajo el apodo de RHAM. Simulaba ser empleado del gobierno de EE.UU. El estafador había contactado con la víctima hace años y le había ofrecido participar en un contrato multimillonario de seguridad con dicho país. A cambio recibiría grandes cantidades de dinero, si bien tendría que adelantar diversos pagos en efectivo.

El contrato ficticio que le ofrecía trataría sobre la seguridad en las bases militares de Rota y de Jerez de la Frontera asegurando que tenía los conocimientos y contactos suficientes para conseguírselo.


Era tal el punto de confianza que el falso diplomático tenía con la víctima que consiguió aislarle por completo de su círculo más cercano, entre los que se encontraban tanto sus familiares como sus amigos más íntimos, y únicamente estaba pendiente de sus llamadas o mensajes.

Durante todos los años que ha durado la estafa, la víctima nunca supo la identidad del arrestado ya que siempre se identificaba como RHAM. Tras realizar diversas gestiones con la Embajada de los Estados Unidos, los cuales negaron en todo momento que esta persona trabajase para la delegación diplomática americana, los agentes lograron la identificación del estafador y fue detenido.

El arrestado, Jesús Ramón C. G., es de origen boliviano, pero nacionalizado español. Cuenta con numerosos antecedentes policiales por estafa y dos reclamaciones judiciales. Según fuentes policiales, en su expediente le constan 50 órdenes de búsqueda, detención y personación por diversos juzgados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario