jueves, 31 de agosto de 2017

Un bebé de un mes sufre daños cerebrales por cocaína en Valencia

El juez decreta prisión provisional para los padres, de 36 y 22 años.

Un bebé recién nacido.
Un bebé recién nacido. Archivo

La policía ha detenido este martes a los padres de un bebé de un mes que sufre daños cerebrales por consumo de cocaína, según ha indicado una portavoz de la Jefatura Superior de Policía de la Comunidad Valenciana.

El juzgado de guardia ha decretado prisión provisional para el padre, de 36 años, y la madre, de 22. Ambos son españoles y residen en Alaquàs, un municipio del área metropolitana de Valencia.

La investigación trata de determinar si el daño producido por la cocaína proviene del consumo de la madre durante el embarazo o de que el bebé ha ingerido la droga. En este segundo caso no es fácil que haya sido de forma accidental al tratarse de un bebé de tan corta edad, consideran fuentes cercanas a la investigación.

Está descartado, en principio, que la vía sea la lactancia, ya que el bebé tomaba biberón.


El recién nacido fue llevado por los padres el jueves pasado al hospital privado Nou d'Octubre, donde explicaron que creían que había sufrido una reacción a una pomada que le habían puesto en la boca para curarle unas llagas. Las pruebas que le practicaron en los siguientes días revelaron que presenta secuelas cerebrales atribuibles a la cocaína.

A diferencia de lo que ocurre con la heroína, el síndrome de abstinencia de la cocaína en un recién nacido cuya madre ha consumido regularmente durante el embarazo no es inmediato y los síntomas pueden aparecer pasados varios días. Las pruebas que se practican a los bebés tras el parto tampoco permiten comprobar la existencia de este tipo de daños cerebrales.

Después de comprobar las secuelas y su supuesto origen, el hospital informó a la policía, que abrió una investigación, interrogó a familiares de la pareja y procedió a su detención. Los padres no han explicado, hasta ahora, la vía por la que el bebé ha ingerido la droga.

Los progenitores están desempleados. El motivo por el que el bebé fue atendido en un hospital privado, el mismo en el que nació, es que una de sus abuelas es funcionaria y tiene en la cartilla a sus familiares directos.

La Generalitat valenciana ha asumido la tutela del bebé, por lo que este será traslado, cuando lo permita su estado de salud, a un hospital público.

Fuente: elpais.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario