jueves, 14 de diciembre de 2017

Francia entregará a Puigdemont si España se lo pide

El Gobierno no descarta que se active una euroorden para su detención en el país vecino y refuerza la frontera.

Carles Puigdemont participa por videoconferencia en un acto electoral. En vídeo, la campaña a distancia del expresident catalán.


Policía, Guardia Civil y Mossos d'Esquadra han creado un operativo específico para reforzar el control de la frontera con Francia tras tener constancia de que Carles Puigdemont tendría prevista una aparición estelar en Cataluña "antes de que finalice la campaña".

Desde el Gobierno se ha consultado ya al país vecino sobre su eventual colaboración ante una potencial detención del expresidente de la Generalitat en territorio francés y aseguran que les han garantizado que, en caso de que se activase una euroorden, "sería entregado sin problemas".

Aunque el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, levantó la orden internacional de detención contra el expresidente y los otros cuatro exconsejeros fugados —Toni Comín, Clara Ponsatí, Meritxell Serret y Lluís Puig— , sobre él aún pesa una orden española de detención por un presunto delito de rebelión y sedición. La activación de una euroorden, sería inmediata, "cuestión de horas". En Francia el delito de rebelión se asemeja al del Código Penal español, frente a lo que ocurría en Bélgica.

El objetivo de los cuerpos y fuerzas de seguridad, incluidos los Mossos, es que esta vez no se escape Puigdemont, que huyó a Bélgica el pasado 30 de octubre, tras la celebración del referéndum independentista suspendido por el Tribunal Constitucional del 1 de octubre.


Los tres cuerpos policiales han recibido informes de sus servicios de información que advierten de que "los promotores de la campaña de Puigdemont le están pidiendo que haga un mitin en Cataluña antes de que finalice la campaña electoral" de las elecciones autonómicas del próximo 21 de diciembre. "Hablan en términos de 'traca final' de la supuesta aparición del expresidente", aseguran fuentes policiales. Y los tres cuerpos ya se están coordinando para evitar esa eventualidad, "disponiendo todo para detener a Puigdemont en cuanto ponga un pie en España", es decir, preparando un dispositivo de blindaje de la frontera.

Desde Interior no se aclara el tipo de dispositivo previsto, pero algunos de los presentes en la reunión de coordinación que mantuvieron el pasado lunes en Barcelona los máximos responsables de la seguridad del Estado con el secretario de Estado, José Antonio Nieto, a la cabeza, reconocen un importante "refuerzo de la frontera" con el fin de detectar cualquier intento de Puigdemont de cruzarla sin ser visto. En una entrevista concedida recientemente a este periódico, su abogado, Paul Bekaert, aseguró que le había aconsejado a su cliente no moverse de Bélgica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario